15 tips para conseguir el éxito en redes sociales

Estrategia de marketing en redes sociales en 15 pasos para empresas en 2021

Actualmente existen muchas empresas que enfocan su marketing a las redes sociales de forma ad hoc, es decir, tienen claro que deberían hacer algo con sus redes sociales, pero realmente no saben qué. Algunas de ellas, simplemente, dan acceso a las cuentas sociales de la firma a algún trabajador de su equipo simplemente porque es joven y creen que por el mero hecho de serlo debería saber todo sobre el tema en cuestión.

Con el paso del tiempo, las organizaciones van asumiendo que existe la necesidad real de crear una estrategia de redes sociales y que el hecho de tratar sus cuentas de redes sociales de forma meditada y reflexiva se convierte en una cuestión de vital importancia, hasta el punto de que, si no lo hace, podría perder gran parte del posicionamiento adquirido en el mercado en favor de sus competidores. Una cosa está clara, no podemos permanecer indiferentes a este tema.

Según Ambassador, el 71% de los consumidores que han tenido una buena experiencia en redes sociales con una marca, es probable que se la recomienden a otros. Sin embargo, el 96% de personas que debaten online sobre algunas marcas no siguen los perfiles sociales de dichas empresas. Incluso, siguiendo las prescripciones de algún influencer (cuyo objetivo es dirigir a los visitantes a sus sitios sociales), necesitan experimentar con las redes sociales por sí mismos. En este sentido, es necesario considerar el marketing de influencers como una mera extensión de la estrategia de marketing social de una empresa.

Aquí está nuestra estrategia de marketing en redes sociales en 15 pasos para empresas en 2021:

Selecciona objetivos relevantes y realistas

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan muchas empresas involucradas en las redes sociales es que nunca han dedicado el tiempo necesario para establecer objetivos de marketing de redes sociales relevantes y realistas. Saben que necesitan estar en las redes sociales, pero no tienen idea de por qué están allí.

Una buena estrategia implica que tus objetivos de marketing en redes sociales deben encajar en la planificación de tu negocio en su conjunto. Al mismo tiempo, tendrás que establecer objetivos estratégicos sobre cómo desea que progrese tu negocio, puesto que tus objetivos de marketing en redes sociales deben complementar tus objetivos comerciales generales.

Objetivos smart marketing digital
Objetivos SMART

-Asegúrate de que tus objetivos sean “SMART”

Frecuentemente, las organizaciones establecen objetivos comerciales confusos que, al ser examinados con atención, tienen poco sentido. Es importante recordar que, al establecer nuestros objetivos, estamos contribuyendo a diseñar la estrategia de redes sociales más adecuada para nuestro negocio.

Cuanto más “inteligentes” sean las metas establecidas, más probabilidades existirán de alcanzarlas y, lo que es más importante, de saber si se están cumpliendo. Es esencial que establezcas metas realistas y alcanzables. Por ejemplo, posiblemente que te gustaría tener un millón de seguidores en Facebook, pero es poco probable que eso se logre durante el próximo año para la mayoría de las empresas, incluso aquellas que destacan sobre las demás.

Aquí es donde es prudente establecer algunas limitaciones: no intentes triunfar en todas las redes sociales, prioriza y enfócate en las mismas redes sociales en las que tu público objetivo pasa su tiempo.

Por lo tanto, hay que asegurarse de que esos objetivos sean INTELIGENTES (SMART):

  • Specific = Específicos: que sean lo más concretos posible
  • Measurable = Mensurables: que se puedan medir
  • Attanable = Alcanzables: que se puedan alcanzar. Un objetivo inalcanzable produce sensación de fracaso.
  • Relevant = Pertinentes: que sean oportunos, que tengan sentido, que sean relevantes.
  • Time-bound = Limitados en el tiempo: establecer un horizonte temporal.

-Objetivos que tu empresa debería establecer

Normalmente cuando una empresa establece unos objetivos, éstos suelen ser específicos y se complementan con unos objetivos comerciales generales. Sin embargo, los objetivos típicos de redes sociales que se podrían considerar (expresados en un estilo “SMART” adecuado) incluyen:

  • Incrementar el conocimiento de la marca
  • Lograr una mayor cantidad de ventas
  • Mejorando su ROI
  • Conducir a las personas a aumentar las ventas en la tienda
  • Haz crecer tu base de fans y seguidores

Determina tus métricas más relevantes

El comportamiento de muchas organizaciones se resume en estar presentes en redes sociales, le dedican tiempo y otros recursos al uso de sus cuentas, pero no establecen pautas que analicen si esas pautas tienen éxito o no. En este sentido, se puede afirmar que la analítica social es muchas veces inexistente y, por lo tanto, resulta imprescindible establecer unas métricas sociales relevantes que se puedan relacionar con los objetivos marcados previamente.

No obstante, hay que estar atentos y no dejarse engañar por métricas fáciles de medir, como la cantidad de seguidores que tiene alguien. Existen perfiles que compran seguidores de redes sociales y, en ese caso, el dato obtenido tendría poco valor como métrica.

Lo ideal sería observar los objetivos de marketing que se establecieron al inicio y analizar qué métricas nos proporcionan una respuesta válida sobre si se están cumpliendo esas metas. Por ejemplo, si uno de tus objetivos es aumentar el conocimiento de tu marca, Post Reach una herramienta muy útil para medir cómo de lejos se está difundiendo tu contenido a través de las redes sociales.

Si tus objetivos se basan más en las ventas o quieres que los usuarios realicen una acción en particular, debes tener en cuenta la cantidad de clics en tu web. El seguimiento de los clics por campaña te dará una buena indicación de lo que impulsa a las personas a comprar o hacer lo que tú les pides. También, es posible que a menudo te interesen más las reacciones a tus publicaciones porque esto indicará cómo actúan los usuarios con el contenido de tus redes y si les son afines.

Decide quién quieres que sea tu audiencia

Uno de los errores más habituales que cometen las empresas en las redes sociales es pensar que todos los seguidores van a ser beneficiosos para ellas. Hay una buena razón por la que los expertos restan importancia a las métricas relacionadas con el número de seguidores (métricas de vanidad) porque no tiene mucho sentido tener a alguien como seguidor a menos que sea probable que se interese por el contenido que compartes.

Probablemente, éste sea el mayor problema con la compra de seguidores falsos ya que éstos no interactúan con tu cuenta, algunos no son personas reales en absoluto sino, simplemente, bots. Por lo tanto, no harán futuros clientes, no gastarán dinero en tus productos, ni los recomendarán a otras personas. En definitiva: no tienen ningún valor para ti. Si retomamos los objetivos que se establecieron en el paso 1, lo ideal es que los seguidores de sus redes sociales tengan un perfil similar a tus clientes previstos.

Comprende a tu audiencia de redes sociales

Es importantísimo tener claro que no todas las audiencias de las redes sociales son iguales y que cada tipo de persona utiliza las redes de forma distinta. Así que, es crucial saber cuáles son las redes sociales que utiliza tu target e incidir sobre ellas. Además, si tienes la intención de participar en el marketing de influencers, debes asegurarte de contar con aquellos prescriptores cuya audiencia coincida con tu mercado objetivo.

Pararse a analizar los objetivos de marketing en redes sociales que se han establecido previamente y cuestionarse qué canales te ayudarán a alcanzar mejor esos objetivos es un ejercicio muy útil, pero es necesario tener un conocimiento sólido de tu base de clientes para saber cómo son y cómo pasan su tiempo en Internet.

Cuanto mejor puedas comprender la demografía y la psicografía de tu público objetivo, más fácil será llegar a ellos a través de tus redes.

Selecciona las redes sociales adecuadas

Tal como se ha argumentado en el punto anterior, la clave está en determinar las redes sociales en las que va a interactuar tu empresa y, encontrar las adecuadas, esto deberá estar directamente relacionado con las redes que utiliza tu público objetivo (a parte de las conocidas Facebook, Instagram y Twitter en sus consideraciones, existen plataformas de vídeo como YouTube y TikTok o aplicaciones de transmisión en vivo como Twitch y Mixer, que pueden resultar adecuadas para tu audiencia).

Para conocer esos datos, posiblemente haya que investigar primero dónde se encuentra ese target. Esta tarea no debería ser muy complicada si dispones de información de tus clientes, pero si no es así, podrías preguntar, a través de una encuesta, cuáles son sus redes preferidas, pero habría que tener en cuenta que esas redes sociales deben tener un número suficientemente grande de cuentas en redes sociales activas para poder interactuar con ellas. El número ideal de redes sociales en las que una empresa debería tener presencia se encuentra entre tres y cinco.

En Estados Unidos existe la herramienta Pew Research, que permite recopilar datos valiosos sobre el uso de diferentes plataformas en línea por grupos demográficos y es muy útil a la hora de decidir las mejores redes sociales para su audiencia.

-No pierdas el tiempo en las redes sociales que tu audiencia no usa

No tiene sentido invertir tiempo y recursos económicos en una plataforma en la que tu público objetivo no muestra demasiado interés. Sin embargo, si detectas que una parte importante de él pasa mucho tiempo en una red social, hay que estar en ella. En este caso sería interesante analizar las ventajas de tener una sola cuenta para toda la empresa o abrir varias, cada una dirigida a la audiencia de un determinado nicho de mercado.

Otro factor a considerar es que a muchas empresas les resulta más fácil utilizar algún tipo de plataforma de marketing en redes sociales que les ayude a programar publicaciones en un solo lugar de forma masiva. Por lo tanto, es posible que prefiera alinear las redes sociales que utiliza con las de su plataforma de marketing de redes sociales preferida. Esto es, quizás, menos relevante para las plataformas de intercambio de videos, como YouTube, que no usan feeds de contenido y trabajan más en canales de contenido, y para plataformas de transmisión en vivo como Twitch, donde, efectivamente, opera un canal en directo.

Investiga a tu competencia

Es un hecho que la mayoría de las empresas no operan en el mercado de una forma aislada, por lo tanto, necesitarás conocer qué es lo que está haciendo tu competencia para saber cuáles son tus fortalezas, debilidades y qué es lo que esperan los clientes de las empresas de tu sector.

Es posible que detectes las áreas sociales en las que tus competidos son más débiles y puedas aprovechar esas brechas. Por ejemplo, uno de tus competidores puede ser influyente en Twitter, pero tiene una presencia débil en Facebook, a pesar de que su mercado objetivo utilice esa red. En ese caso, puede resultarte útil poner más recursos en Facebook en lugar de competir cara a cara en Twitter.

Una herramienta muy útil para espiar a tus competidores y descubrir sus contenidos sociales más exitosos es Buzzsumo porque, una vez que sepas qué tipo de contenido comparten ellos y en qué redes sociales, puedes generar y compartir material similar, pero mejor.

herramienta para estrategia de redes sociales

Planifica los tipos de contenido

Por supuesto que, para tener éxito en las redes sociales, necesitas contenido de alta calidad para compartir, sin embargo, uno de los mayores errores que cometen las organizaciones es compartir material promocional en exceso. Por lo tanto, debes equilibrar el contenido que compartes socialmente (tiene que ser una mezcla de elementos informativos y entretenidos) con un pequeño porcentaje de material promocional agregado. Además, necesitarás darle “me gusta” y “compartir” al contenido de otras personas también.

Probablemente, esta es la razón más importante por la que la mayoría de los influencers obtienen ese estatus: conocen bien a su audiencia y crean el contenido perfecto para interesar a sus seguidores. Como marca, debes hacer lo mismo.

Si, previamente, has determinado tus objetivos y has descubierto lo que funciona (y lo que no) para tu competencia, debes tener una idea razonable del tipo de contenido que resonará con tu público objetivo. No tiene mucho sentido crear contenido para otro tipo de personas que nunca te ayudarán a alcanzar tus objetivos.

-Sé realista sobre lo que puedes producir

Debes tener en cuenta las dificultades que se te puedan presentar al crear contenido. Por ejemplo, es posible que desees ejecutar un gran canal de YouTube, pero si no dispones del equipo, de las personas, del conocimiento y del tiempo para crear videos de alta calidad, no tiene sentido seguir ese camino. Del mismo modo, tampoco no tiene mucho valor planificar la realización de transmisiones de video en vivo si no tienes a nadie que se sienta cómodo presentando frente a la cámara en una transmisión en directo.

Necesitas equilibrar los tipos de contenido que más disfruta tu público objetivo con los recursos materiales y humanos de los que dispones.

-No mezcles tus gustos personales con los de tu público objetivo

Lo más probable es que tanto tú como la persona que administra la cuenta social de la empresa ejecutéis cuentas sociales personales, si este es el caso, hay que distinguir muy bien los contenidos de ambos tipos de cuentas. El hecho de que te guste hacer un tipo particular de publicación en tus cuentas propias no significa que esas publicaciones funcionarán en las de la empresa.

Presumiblemente publicas cosas que te interesan. Sin embargo, al operar la cuenta comercial, debes pensar únicamente en los gustos de tu público objetivo: necesitas hacer publicaciones que les interesen, entretengan y eduquen. Esto es particularmente importante cuando seleccionas contenido.

Configura tus cuentas correctamente

 

Configura tus cuentas correctamente antes de crear y promocionar contenido

Es vital que todas tus cuentas en redes sociales estén configuradas correctamente. Aunque puede parecer un trabajo pesado, tómate el tiempo necesario para rellenar completamente tus biografías y perfiles porque eso le dará a la empresa una apariencia visual consistente en todos los canales sociales.

Utiliza los colores, logotipos y gráficos correctos para cada red y asegúrate de vincularlas a tu página web (una buena idea es crear páginas de destino específicas en tu sitio web para aquellos usuarios que hacen clic desde sus redes sociales).

Calendario de contenidos

Establece los mejores momentos para publicar y configura un calendario de contenidos.

Actualmente, la mayoría de las redes sociales utilizan algún tipo de algoritmo para filtrar los resultados que ofrecen a los usuarios. Esto significa que si publicas algo, en un momento diferente al de tu público objetivo en línea, es posible que nunca vea su contenido. Lo ideal sería utilizar una herramienta de programación social para poder configurar y organizar varias publicaciones al mismo tiempo, algunas de ellas son Mondey.com, ContentCal, Sendible o Semrush.

En cuanto a la cantidad de publicaciones que debe realizar en cada red cada día y los mejores momentos para hacerlo, existen diferentes opiniones. Básicamente, dependerá de la actividad a la que se dedica la empresa y de la necesidad que pueda tener de actualizar su contenido en redes.

Crea contenido adecuado para compartir con tus seguidores

Existen cuatro preguntas esenciales que debes hacerte al crear contenido:

  • ¿Cuál es el recuento óptimo de caracteres por canal de redes sociales?
  • ¿Cuál es la cantidad de hashtags para mensajes en cada canal social?
  • ¿Debería usar emojis en mis mensajes de redes sociales?
  • ¿Cuál es el mejor tipo de contenido para cada canal?

Además de estas cuestiones, no hay que olvidar la importancia de las imágenes y de los videos porque el contenido visual tiene 40 veces más probabilidades de compartirse en las redes sociales que otros tipos de contenido. Éste es el caso de Instagran. Las mejores marcas en esta red social informan de una tasa de participación por seguidor del 4.21% (eso es 58 veces más alto que en Facebook y 120 veces más alto que en Twitter) y, según YouTube, el 64% de los clientes afirma que es más probable que compren un producto en línea después de ver un video al respecto.

-Personaliza tu contenido para cada red social

Conviene recordar lo esencial que es personalizar el contenido destinado para cada red, ya que no todos los canales sociales son idénticos. Veamos algunos ejemplos:

  • Viene con una limitación autoimpuesta: no puedes escribir más de 280 caracteres en un tweet. por lo tanto, el mensaje debe ser breve y directo, puede incluir enlaces en tweets y hashtags (pero no más de 1 o 2) y los tweets con imágenes funcionan mucho mejor que los que no las tienen.
  • Facebook: las publicaciones pueden ser más largas que los tweets, pero no son recomendables los textos demasiado largos porque producen desánimo en el usuario. Una buena idea es incluir algunos comentarios personales, aunque solo se esté compartiendo contenido seleccionado. Los videos cortos funcionan bien en Facebook y si agregas una imagen o un video con cada publicación de Facebook relacionándolo con tu texto, mejor, ya que este tipo de publicaciones suele tener un buen rendimiento.
  • Instagram: es una red social basada en imágenes. La clave está en compartir fotos y videos cortos, interesantes y relevantes independientes unos de otros o combinados para contar una historia. ¿Ventaja? estén en la parte superior de los feeds del usuario en lugar de perderse entre las publicaciones habituales.
  • Pinterest: también se centra mucho en las imágenes, de hecho, la gente coloca imágenes en tableros temáticos. Su contenido debe estar enfocado en una imagen que se pueda pinchar y puede ser perfecto para mostrar productos de forma creativa, especialmente si tienes un público objetivo predominantemente femenino.
  • LinkedIn: es una red profesional, por lo que debes asegurarse de que todas las publicaciones que compartes allí sean adecuadas para esa audiencia. A menudo, los usuarios leen publicaciones enfocadas a la educación con el objetivo de avanzar en sus carreras.

Promociona tus canales sociales

Aunque, en última instancia, un buen contenido posicionará tus redes sociales, en un primer momento, necesitas obtener seguidores iniciales. La gente tiene que saber que existes antes de poder elegir seguirte.

Para promocionar tus redes sociales puedes hacerlo de una forma muy visible o muy sutil:

  • Coloca botones para todas sus cuentas de audio en varios lugares de su sitio web: en su página de inicio, en su pie de página, en sus páginas “Acerca de” y “Comunicaciones”, por ejemplo. Si tienes una lista de correo electrónico, debes incluir una referencia a tus canales sociales en dichos correos y boletines que envíes.
  • Puedes promocionar tus canales sociales sin conexión. Inclúyelos en la señalización de tu tienda y en los anuncios tradicionales.
  • Muchas empresas realizan promociones cruzadas de sus canales sociales (puedes hacer tweets promocionando tu canal de YouTube). Si observas bien, la mayoría de los canales de YouTube incluyen otras cuentas sociales del propietario del canal en su página de perfil.
  • Puedes publicar anuncios en tus redes sociales con una audiencia muy específica para generar reconocimiento de marca y aumentar tus seguidores en las redes.

Interactúa con tu audiencia

Las empresas exitosas no solo comparten información dirigida a su audiencia, también se relacionan con ella porque han detectado que las personas, además de acceder a las redes sociales para leer o mirar contenido, utilizan Internet para socializar con otros individuos.

Por este motivo, no pretendas estar presente en todas las redes sociales a menos que tengas un mercado objetivo muy diverso y un numeroso equipo humano dedicado exclusivamente a esta tarea. Al centrar tu atención únicamente en las redes sociales que frecuenta tu mercado objetivo, puedes utilizar tus recursos de una manera mucho más eficiente.

Algunas empresas han encontrado esta alternativa muy útil para crear hashtags personalizados, que permiten fomentar debates, intercambiar opiniones y facilitar la búsqueda de publicaciones que hagan referencia a su negocio. En este sentido, es fundamental responder siempre a todas las menciones sociales que se hagan de tu negocio, demostrando, así, que la atención al cliente es primordial en tu organización.

Considera la promoción pagada para impulsar tu audiencia

La mayoría de las redes sociales ofrecen la alternativa de incorporar algún tipo de publicidad pagada. Esta acción te permitirá orientar demográficamente tus anuncios haciéndolos visibles solo para tu público objetivo preferido y llegar a audiencias relevantes con las que actualmente no conectas. Gracias a ellas, también, puedes usar anuncios para generar reconocimiento de marca, promocionar publicaciones y/o videos particulares e, incluso, vender productos.

Considera trabajar con influencers para ampliar tu alcance

De sobra es sabido que los influencers han dominado el arte del marketing en redes sociales y esa es su fortaleza. Se han construido una sólida reputación en línea y tienen una gran cantidad de seguidores y entusiastas. Por lo tanto, entre las ventajas de participar en el marketing de influencers (siempre y cuando se seleccione a los adecuados) está la de llegar a una audiencia completamente nueva que esté interesada en tu negocio y en tus productos.

Al trabajar con ellos, les estamos solicitando que dirijan a sus seguidores a nuestros sitios sociales, pero hay que crear un contenido potente y que sea de su interés cuando lleguen a nuestras páginas. Al seleccionar influencers cuyos seguidores coinciden con tu público objetivo y proporcionar contenido de calidad a los usuarios que los dirigen los influencers, tienes la posibilidad de que estas personas también se conviertan en tus seguidores sociales.

Mide tus resultados

Realiza un seguimiento de tus resultados y adáptate

Al comenzar el proceso estableciendo unos objetivos y luego determinar sus métricas más relevantes, la secuencia lógica será saber cómo progresan estas métricas: ¿están tus campañas sociales teniendo los efectos deseados según estas métricas?

herramienta para estrategia de redes sociales

Para poder responder a esta cuestión, la clave está en realizar un seguimiento constante de tus resultados, analizar los datos obtenidos y determinar si la planificación y los esfuerzos realizados han sido suficientes para alcanzar esos objetivos previstos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start a Conversation

Hi! Click one of our member below to chat on Whatsapp

Ir arriba